Pon atención a tu alrededor, a veces el mejor maestro no es una persona sino una circunstancia

Evitemos la queja ya que esta de la oportunidad de aprender nos aleja. Cada situación adversa es una oportunidad para identificar hábitos que debemos cambiar.

No reniegues de la caída, levántate y trata de entender que te hizo resbalar

Mantenernos en modo hacer evita que podamos aprender de cada circunstancia o experiencia. Mientras avanzas hacia tu objetivo, detente, respira y contempla. Aprende de lo ocurrido y de tus limitaciones toma consciencia.

Paciencia y disciplina te hacen perseverante. Conectar con tu esencia te da la fuerza y optimismo para continuar hacia adelante. Aprender de los errores es una virtud de los mejores.

Un vencedor intenta aprender de cada experiencia. Con frecuencia se detiene para respirar y morando en calma, visualizar sus hábitos y aquellos que lo limitan, cambiarlos para avanzar y sus metas alcanzar.

Agradece cada triunfo y fracaso. Detente, medita y persevera. Vencedor; celebra, ríe y afirma «Doy lo mejor en cada acción, disfruto el camino y me detengo para analizar experiencias y circunstancias. Con paciencia y disciplina gano perseverancia»

¡Celebra la vida, ríe y deja reír!

Pon atención a tu alrededor, a veces el mejor maestro no es una persona sino una circunstancia

Gracias, gracias, gracias y bienvenida seas abundancia .

Autor: Freddy Villavicencio

Scroll al inicio