La felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos, si no cuando DISFRUTAMOS DE LO QUE TENEMOS

Perder la paciencia es perder la batalla

Situaciones adversas, son pruebas a tu paciencia. Estar consciente que todo lo que te acontece, es el resultado de tus acciones, te permite ser paciente, concentrarte y durante la tempestad, mostrar la fuerza de tu carácter.

Paciencia es lo que te permite tomar la lección que cada experiencia brinda, lidiar con tus pensamientos limitantes e impide culpar a otros o reaccionar. La ruta hacia la calma, para evaluar la situación, responder y acción, continuar.

El vencedor encara los retos con carácter. Al navegar aguas turbulentas, evita desesperarse. Busca calma, interpreta sus sensaciones y evalúa como debe actuar, para evitar hundir su barco y a puerto seguro llegar.

Agradece las situaciones adversas. Fortalecen tu carácter, tu paciencia y tu capacidad de resiliencia. Celebra, ríe y afirma » Soy un vencedor, me relajo, río , aprendo y avanzo. Soy el mejor «.

¡Celebra la vida, ríe y deja reír!

La felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos, si no cuando DISFRUTAMOS DE LO QUE TENEMOS

Autor: Freddy Villavicencio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio