Es imposible ser negativo mientras damos gracias

Es imposible ser negativo mientras damos gracias. Agradecer es clave para mantener una actitud positiva. Si lo sombrío te confunde o te atemoriza, relájate, agradece y recurre a la risa. Celebra la Vida, levanta tu mirada, expande tu pecho y dibuja una sonrisa.

¿Para que agradecer y sonreír?

Agradecer y sonreir te permiten brillar, colorear tus pensamientos y en positivo, los retos encarar. En alta vibración tu mente no crea límites ni se ancla a una emoción. Agradecer triunfos y fracasos te hacen ganador, aquel que aprende y se fortalece a diario y se mantiene como el mejor.

Un vencedor agradece cada reto que la Vida le presente. Es consciente que su mejor versión exije reinvención permanente. No satisfacer las exigencias de su ego, es su manera de practicar desapego.

Agradece tu capacidad resiliente, tu fuerza de voluntad y el hábito de ser paciente. Celebra, ríe y afirma ” Soy un vencedor, agradecido y en alta vibración, soy el más apto; el mejor !

¡Celebra la vida, ríe y deja reír!

Autor: Freddy Villavicencio

Linkeind – más información aquí

Deja un comentario