En la vida hay tiempo para todo, menos para rendirse

Disfrutar las emociones es vivir, anclarte a las sensaciones es dimitir

Las sensaciones son respuestas límbicas difíciles de controlar. Evitar las reacciones que estas provocan, es inteligencia emocional. Vivir es disfrutar y aprender de cada sensación, sin que esto te saque de sintonía o baje tu vibración

Cuídate de anclarte a las sensaciones. Sufrir o celebrar en exceso, agota tu energía y con el entorno abundante perderás sintonía. Eso te debilitará y más temprano que tarde, tu capacidad resiliente se desvanecerá

Un vencedor al triunfar o fracasar experimenta sus emociones y evita anclarse a las sensaciones. Se relaja, ríe y sus sensaciones dejar fluir. Se libera de pensamientos limitantes y fortalecido continua hacia adelante

Agradece las sensaciones que despiertan en ti. Vívelas intensamente y evita anclarte a ellas, podrían debilitar tu capacidad resiliente. Celebra, ríe y afirma “Soy un vencedor, disfruto y aprendo de triunfos y fracasos. Soy un ganador”

¡Celebra la vida, ríe y deja reír!

En la vida hay tiempo para todo, menos para rendirse

Autor: Freddy Villavicencio


Nunca rendirse ante las adversidades

No debemos rendirnos a los antes las adversidades que la vida nos pone en el camino, encontraremos barreras como prueba a los desafíos que nos brinda la vida y debemos estar preparados para darles soluciones o saber cómo solucionarlos.

Normalmente RENDIRSE, lo asociamos como PERDER ante el enemigo, sin embargo esto nos deja muchas enseñanzas

La posibilidad de rendirse siempre está presente.

  • Dos maneras de rendirse

Rendirse, para muchas personas, es abandonar, tirar la toalla, dejar que los acontecimientos y situaciones desafiantes te pasen por encima y arruinar tus sueños, tus metas y tu vida.

  • Rendirse, también, significa entregarse al devenir de las cosas;

Al fluir; al conectar con la experiencia más profunda detrás de cada dificultad sobre la que no tengo ningún tipo de control.

Estas dos acepciones de una misma palabra significan que, sobre todas las cosas que vivimos a diario, tenemos al menos dos opciones: las asumimos con espíritu de superación, o dejamos nos anulen.

La ciencia de NO rendirse

Aprender a aceptar lo que nos pasa y capitalizarlo como una experiencia de valor para crecer, aprender y avanzar es uno de los primeros pasos para salir adelante.

No rendirse, no significa exactamente que no sientas la contundencia de lo que está pasando. Es sentirlo, sumergirte y vivir esas emociones, sin paralizarte, sabiendo que al final habrá una salida superadora al menos como grandes aprendizajes.

En la vida hay tiempo para todo, menos para rendirse

Puntos positivos cuando das todo de ti y no piensas en rendirte

  1. Inspira a perseverar: Este dicho recuerda que nunca es demasiado tarde para seguir adelante y lograr nuestros objetivos, a pesar de los obstáculos.
  2. Fomenta la resiliencia: Al enfrentar desafíos y no rendirnos, desarrollamos la capacidad de adaptarnos y superar las adversidades.
  3. Aumenta la motivación: Al tener una mentalidad positiva y perseverante, estamos más motivados a superar obstáculos y lograr nuestras metas.
  4. Mejora la autodisciplina: Al no rendirse y mantenernos enfocados en nuestros objetivos, desarrollamos la autodisciplina y la capacidad de tomar decisiones difíciles.
  5. Fomenta la autoconfianza: Al lograr nuestros objetivos a pesar de los desafíos, aumentamos nuestra autoconfianza y creemos en nuestra capacidad de hacer lo que sea necesario para lograrlos.
  6. Desarrolla la paciencia: Al perseverar y no rendirse, aprendemos a tener paciencia y a esperar los resultados a largo plazo.
  7. Promueve el crecimiento personal: Al superar obstáculos y no rendirnos, estamos invirtiendo en nuestro propio crecimiento y desarrollo personal.
  8. Mejora la mentalidad: Al tener una mentalidad positiva y perseverante, estamos más preparados para enfrentar desafíos y ver las oportunidades en lugar de los obstáculos.
  9. Contribuye a una vida más satisfactoria: Al lograr nuestros objetivos y superar desafíos, vivimos una vida más satisfactoria y realizada.
  10. Inspira a otros: Al no rendirnos y lograr nuestras metas, inspiramos a otros a hacer lo mismo y a tener una mentalidad positiva y perseverante.
Scroll al inicio