El miedo determina un umbral, es tu decisión detenerte o continuar

El miedo puede ser una barrera imponente; o un motor muy potente

El miedo libera los fantasmas que se esconden en el lado oscuro de tu mente. Debes intentar conocerlos y fraternizar. Si no hablas con tus fantasmas, ante una situación adversa, te intentarán paralizar.

Reconciliarte con tus fantasmas es el primer paso para perdonarte, demostrarte amor y desbloquearte. Ganarás determinación, confianza, fuerza de voluntad, resiliencia y perseverancia.

Un vencedor aprovecha las situaciones que le hacen sentir temor. El miedo activa su curiosidad y lo invita a regalarse un momento de instrospección y soledad. Debe conversar con sus fantasmas y como equipo, fortalecerse e ir por más.

Agradece que puedes sentir temor y ser capaz de observar, analizar, autocriticarte y reinventarte. Celebra, ríe y afirma “Soy un vencedor, cuando siento miedo tengo la confianza, que al superar el reto, seré aún mejor”

Celebra la vida, ríe y deja reír!

Gracias, gracias, gracias y bienvenida seas abundancia 🎉🍀.

Autor: Freddy Villavicencio

Linkeind – más información aquí

Deja un comentario